Redacción

GtoViaja!

Ana Cervantes ofreció, en el Salón del Consejo Universitario, el estreno de cinco obras para piano de su actual proyecto, Canto de la Monarca: Mujeres en México, como parte de las actividades de la 40 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC).

Escritas para piano y dedicadas a mujeres que en la historia de México han transformado el rumbo del país, la ejecución de las miniaturas se convirtió en una verdadera fiesta, no sólo cervantina, sino de gozo espiritual por la extraordinaria interpretación de una música nueva, con historia y polifacética.

Ante un público numeroso e interesado en los nuevos sonidos y en las derivaciones creativas y estéticas actuales, la pasión de la pianista mexicana se desbordó al recrear los estrenos absolutos de las composiciones: Un vuelo para Ana de Georgina Derbez (México, 1968), An evening with doña Eduviges: a fantasy de Stephen McNeff (1953), Lágrimas y locuras, Mapping the mind of a Madwoman (cartografiando la mente de una loca): fantasía sobre la llorona de Joelle Wallach (1960), The creation of the birds de Anne LeBaron (1953) y Preludio y estudio (Jesusa Palancares) de Gabriela Ortiz (1964).

En contraste con esas piezas de corte más actual, la artista ejecutó de Claude Debussy (1862-1918), Étude pour les cing doigts (Estudio para los cinco dedos) y Étude pour les tierces (Estudio para las terceras), que figuran entre la obra más tardía del autor francés que sonaron abstractos, sensuales y bellos.

El público del Festival Internacional Cervantino, en su mayor parte joven, escuchó con atención y embeleso creaciones novedosas que celebraron a diferentes mujeres. La sensibilidad de la pianista y la música producida ayudaron a crear una atmósfera en la que cada sonido y silencio se conjugaron y produjeron un diáfano y plural discurso musical.

Acudieron al estreno de sus obras, las compositoras Georgina Derbez y Anne LeBaron quien se encargó de la curaduría del disco de la artista.

En el Canto de la Monarca: Mujeres en México, la pianista involucra a 17 compositores de seis países: México, España, Colombia, Brasil, Estados Unidos y Gran Bretaña, que por cierto han abrevado en el pozo de Debussy.

La pianista es concertista Yamaha, exbecaria de la Fulbright-García Robles y del Fondo Nacional para la Cultural y las Artes. Ha realizado residencias artísticas con numerosas instituciones, como la Organización de los Estados Americanos, la Universidad Católica de América, el Museo Nacional de Mujeres en las Artes y los Institutos Culturales Mexicanos de Washington D.C. y de San Antonio, Texas.

Como maestra y conferencista ha sido invitada por el CalArts (el Instituto Californiano de las Artes, EUA) y por la Universidad de São Paulo, Brasil. En 2011, viajó a Londres, invitada por la Royal Opera House como asesora artística para la nueva ópera del compositor británico Stephen McNeff basada en la novela Pedro Páramo de Juan Rulfo.

La crítica del Reino Unido la reconoce como una artista de “intensidad avasalladora” que se ha convertido en “embajadora de la música de México.”

Comments

comments

You May Also Like

“La Música No se Toca” producción de última tecnología

Redacción GtoViaja! El 15 de octubre Alejandro Sanz llegará a Poliforum con…

Arranca el GIFF en Guanajuato

Zayde Ruiz GtoViaja! El evento inaugural estuvo Paté de Fua. Durante la…

Guanajuato presente en la FITA

Redacción GtoViaja! Guanajuato destaca en la Feria Internacional del Turismo de las…