Por Montserrat Ramírez

León, Gto.- Skater de corazón y cineasta de profesión, así es Arturo García Pons, conocido en el mundo underground como “El Chango”, quien ha demostrado y seguido sus dos grandes pasiones a lo largo de su carrera.

Arturo “El Chango” Pons ha seguido por 48 años sus sueños y es el claro ejemplo de la frase: si disfrutas delo que haces recibes  grandes frutos, mismos que se vieron materializados gracias a uno de sus más grandes hobbies, el cual lo ha llevado a ganar premios importantes fuera del país.

Luego de estudiar fuera de México la carrera de Dirección de cine en Barcelona, Guionismo en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) en San Antonio de los Baños en Cuba, cursos y talleres como en Alemania, Madrid, se dedicó a explotar su creatividad dentro de este ámbito.

Foto: Mario Armas

“El cine es algo que me ha ido encontrando, no es algo que yo haya buscado, esto lo digo siempre, el cine no es mi gran pasión, en el sentido en que yo me metí a estudiar comunicación porque quería hacer videoclips, en ese momento yo estaba tocando con varias bandas, tocaba la batería y percusiones, grabe un par de discos en los 90’s”, recordó.

Ahora cuenta con dos largometrajes, el primero llamado “La brújula la lleva el muerto”, la cual fue presentada en el 2011 en el festival de Tokio, mientras que el segundo fue titulado “Asteriscos”, la cual es una película independiente producida por el mismo Arturo y realizada en la ciudad de León, en esta última aún se encuentra en post producción, además de que él y su equipo continúan buscando apoyo para poder terminarla.

En cuanto a su faceta como patinador, Arturo Pons fue conocido por los amantes del skate como “El Chango”, donde luego de varios años patinando y llamando la atención de los más jóvenes, decidió en compañía de un amigo comenzar con un negocio dedicado a todas esas personas que aman las tablas del skate.

“Mi primera patineta la tuve a los 6 años, era una patineta chica de plástico, las llamadas Penny, fue en el 79, en esa época solo había esas patinetas, fue en los 80’s cuando se vino el gran boom del sakate, yo me subí en esa ola y desde entonces no me he bajado de la tabla, ahora tengo una marca y una tienda junto a mi amigo Carlos Reyes ‘El Sill’, la llamamos novato forever, dentro de ella tenemos una rampa, un taller de serigrafía donde realizamos nuestras propias prendas de vestir y también imprimimos con serigrafía nuestras tablas, esta técnica es relativamente antigua, ya casi nadie la usa”, mencionó Arturo.

El director y skate relató que el nombre de la marca había surgido desde varios años antes, cuando él y su amigo Sill llegaban a patinar a los parques de la ciudad, todos les preguntaban si los patrocinaba alguna marca, a lo que ellos solo contestaban que no ya que eran novatos, por lo que fueron famosos por ser los “Novatos Forever”.

“La marca es un poco el espíritu de cómo patinamos y de cómo abordamos el rollo del skate, no lo hacemos por competir, lo hacemos por diversión por pasárnoslo bien, queremos patinar toda la vida, no es que patinemos por moda, ya llevo más de 30 años patinando y siempre con este espíritu de querer seguir aprendiendo, seguir disfrutándolo como al principio, creo que una de las cosas muy padres que tiene el nombre ‘Novato Forever’, es que define muy bien como todos esos aspectos del skate”, agregó.

Ambas facetas lo definen, tanto el cine como el skate, donde Arturo Pons ha demostrado que sigue sus sueños, esto lo ha llevado a cosechar una infinidad de reconocimientos, logros y sobretodo muchos amigos.

Fue de los primeros leoneses que estudio cine, ya que comenta que en su generación solo 3 o 4 personas de León, despertaron el mismo interés por el séptimo arte, sin embargo, en la cuidad no había alguna escuela para desarrollar la carrera de forma profesional, por lo que tuvo que viajar a Barcelona, Londres, Argentina, Francia, Estados Unidos y Cuba para adquirir estos conocimientos.

Foto: Mario Armas

“Yo siento que he tenido mucha suerte, que también se deriva de la cuestión del trabajo, en el sentido de que trabajaba de mesero, no me iba mal y con eso pude pagarme la escuela de cine y pude cubrir los gastos de un departamento, pero no es fácil entrar a una escuela de cine”, agregó el cineasta.

El guion de su primer largometraje, fue realizado mientras se encontraba estudiando, constó de 90 páginas, estas reflejan las diferentes complicaciones que Arturo Pons se enfrentó, pero algo que siempre tuvo en mente fue “estudiar cine es para hacer cine”, por lo que demostró todo lo aprendido.

“No soy muy religioso ni muy espiritual, pero creo que las películas se hacen en el momento en el que ellas lo escogen. Las películas escogen el momento en el que se van a hacer y entonces se hacen con ese espíritu”.

Aunque asegura que la recompensa monetaria al realizar una película no es mucha, si se lleva una experiencia personal y curriculum para próximos proyectos, mientras que en el skate lo que ganó fue vitalidad, ya que a sus 48 años continua patinando, algo que no es muy común en la cuidad, ya que en su mayoría son los más jóvenes los que se dedican a subirse a una tabla.

“Ya no hay nadie que patine de mi edad, eso sí es algo bien padre, porque muchos chavos me ven como con mucho respeto, me dicen constantemente que cuando tengan mi edad quieren seguir patinando. Eso para mí es bien padre, porque patino para pasármelo bien, para mí, porque el skate es un deporte donde no se compite, si no que se comparte”, mencionó.

Sin duda, Arturo “El Chango” Pons es uno de los leoneses que ha demostrado que si persigues tus sueños y los disfrutas, puedes recibir buenos momentos y grandes experiencias, además de disfrutar de la vida.

Todo el tiempo busca realizar diferentes hobbies, los cuales le ayudan a meditar, pensar y reflexionar, desde volar papalotes en parques públicos, tejer con gancho y aguja, ser maestro en las diferentes universidades de la cuidad, entre algunas cosas más.

“Me gustaría compartir esta inquietud de la gente que dice: ‘no tienes por qué estudiar, si es algo que te gusta’, mi percepción es que muchos tienen miedo, hay gente que tiene miedo de estudiar carreras menos comunes, pero luchar con los miedos no es fácil, pero ahora tienen más oportunidades, más escuelas, más carreras. Entonces que se animen a estudiar y ese tiempo disfrutarlo, ser novato forever en la estudiada, en la aprendida y disfrutar de aprender”, concluyó Arturo “El Chango” Pons.

Foto: Mario Armas

Comments

comments